Ago 9 2006
Temas Bíblicos

El delito no denunciado

Iglesia de Dios (7o día)

Lección 7, 12 de Agosto de 2006

Y estaba Amnón angustiado hasta enfermar, por Thamar su hermana: porque por ser ella virgen, parecía a Amnón que sería cosa dificultosa hacerle algo” .
2 Samuel 13:2.

 


Lectura: 2 Samuel 13:1-19.

 


Objetivo

 

Analizar las condiciones en que se da el abuso sexual, para ayudar en su prevención y cuidado pastoral.


Trabajo Previo

  • Domingo: Haga oración por quienes han sufrido abuso sexual.
  • Lunes: Busque información sobre abuso sexual.
  • Martes: Reflexione en los siguientes pasajes y busque aplicaciones a nuestro tema: Salmo 11:4-6; 27:5-6; 34:19-22; 119:50, 73-77.
  • Miércoles: Lea y reflexione en el relato del abuso de la concubina del levita en Jueces 19:24-30, y las consecuencias en 20:1-48.
  • Jueves: Busque en un diccionario las palabras: pederastia, violación, incesto, estupro, exhibicionismo.
  • Viernes: Estudiar el artículo: “Anatomía de un pecado”. Abogado de la Biblia, trimestre octubre-diciembre 2005, pp. 12-14.

Sumario del Tema

Por lo general se define “abuso sexual” como “cualquier contacto o conversación sexual en que una persona es explotada sexualmente con el propósito de brindar una satisfacción sexual al explotador”. El abuso sexual ocurre cuando una persona utiliza a otra sin su consentimiento para obtener placer sexual.

Las principales víctimas del abuso sexual son niñas y niños, mujeres (adolescentes, jóvenes y adultas) y ancianas y ancianos. Excepcionalmente ocurre a varones. En los niños el abuso sexual comienza de manera gradual y se va incrementando con el paso del tiempo por medio de engaños, sobornos, amenazas o presiones. Las niñas y los niños pueden sufrir diversos tipos de abuso sexual que pueden ir desde las frases morbosas, la exhibición de los genitales, los tocamientos, obligarlos a ver actos sexuales, hasta la violación.

En las niñas y niños no siempre se usa la fuerza física para inducirlos a la actividad sexual, porque son confiados y dependientes. Se les enseña a no cuestionar la autoridad y creer que los adultos siempre están en lo correcto. Los abusadores de niñas y niños saben esto y toman ventaja. El agresor no necesariamente es un extraño, puede ser un miembro de la familia o persona cercana a ella. En la mayoría de los casos registrados, el agresor sexual es una persona conocida que aprovecha la situación de confianza para abusar; el agresor en estos casos conoce el entorno de la niña o el niño, sabe cuándo acercarse, qué decirle y con qué chantajearlo, amenazarlo o asustarlo para lograr su propósito y que la niña o el niño además guarde el secreto y no lo delate. Niñas y niños que sufren de abuso sexual no dicen su problema porque:

  • Son demasiado pequeños para explicar lo que les pasa.
  • Temen que nadie les crea.
  • Se sienten avergonzados o angustiados para decirlo.
  • Sienten que pueden ser culpables de lo que les pasa.
  • Son amenazados por los agresores para guardar silencio.

¿Qué hacer cuando la niña o el niño dicen que han sufrido algún abuso? Los niños tienden a ignorar las cosas que los hacen sentir incómodos, en vez de reconocerlas como advertencias. Si su niña (o) habla sobre al abuso, escuche atentamente y tome el asunto en serio. Cuando se le ignora, no le creen o se le castiga por su petición de ayuda, es posible que no se arriesgue a decirle nuevamente. Como resultado, el niño puede ser víctima de abuso durante meses o años. Explíquele que es aceptable hablar sobre los sentimientos incómodos. Si su niña (o) le indica que ha sido abusado:

  • Enfrente el problema. Escuche con atención lo que el niño desee decirle. Asegúrele que no es su culpa. Hágalo sentir cómodo y tranquilo. Si está enojado, asegúrese que la niña (o) sepa que no está enojado con ella (él), sino que le ama. Dígale que es muy valiente por haberle dicho y que comprende que sienta temor. Esto es especialmente importante si un amigo de la familia o un familiar lo abusó.
  • Hágase cargo de la situación.
    Discuta el problema con el Pastor, un Médico (Pediatra preferentemente) y un Psicólogo, quienes pueden proporcionarle apoyo y ayuda profesional.
    Reporte el abuso a la Autoridad correspondiente.

El abuso sexual a mujeres (adolescentes, jóvenes o adultas) puede incluir desde el acoso sexual hasta la violación. Los efectos del abuso sexual normalmente incluyen: miedo, sentimiento de pérdida del control de su vida, “flash back” (el suceso es recordado traumáticamente), dificultades en la concentración, sentimientos de culpa, un bajo autoconcepto, depresión, relaciones humanas deterioradas, pérdida de interés en la vida sexual.

El abuso sexual normalmente no es denunciado por: miedo a la venganza, a que se enteren lo padres, a los procedimientos legales, a la reacción de los demás, a que no les crean; por vergüenza; por creer que no tiene las pruebas suficientes.

Los efectos del abuso sexual son evidentes y tristes. La Iglesia tiene una labor pastoral tanto con quienes abusan sexualmente de otros, como con las víctimas de este abuso.


Análisis del Tema

I. Consideraciones pastorales hacia el abusador sexual.

A. Como Amnón, el abusador sexual vive un proceso.

  1. ¿Qué experimenta en él? Comente Levítico 18:9 y 2 Samuel 13:1-2.
  2. ¿Cómo llega a consumar el abuso? Reflexione en los versos 3-14.
  3. ¿Cómo reacciona? Vea los versos 15-17.

B. Dios puede perdonar el pecado de abuso sexual:

  1. ¿Qué debe hacer el abusador para recibir el perdón? Proverbios 28:13 y Romanos 13:3-4.
  2. ¿Qué debe hacer la Iglesia con este mensaje de restauración? Considere 1 Juan 1:9-2:2.
  3. Si se tratare de un miembro, ¿qué debe hacerse? Considere 1 Corintios 5:1-5. ¿Puede haber restauración para un miembro disciplinado? Reflexione en Lucas 17:3 y 2 Corintios 2:5-11.

II. Consideraciones pastorales hacia la persona abusada sexualmente.

A. Como Thamar:

  1. ¿Cómo actúa ante las maquinaciones del abusador? Comente 2 Samuel 13:7-10.
  2. La persona abusada sexualmente ¿es culpable del abuso? Reflexione en los versos 11-14. Para Thamar, lo que intentaba Amnón era una violencia sobre su persona, una vileza y una deshonra. ¿Qué opina?
  3. ¿Cuáles son las cargas que lleva una persona abusada? ¿La frase: “se fue por el camino llorando a gritos” (v. 19 NVI) le parece adecuada para resumir lo que Thamar sintió acerca del abuso de que fue objeto? ¿Así se
    sentirán las personas que son abusadas sexualmente?

B. Cuidado pastoral hacia personas que son abusadas sexualmente:

1. Aceptación:

  • a) Aceptar, recibir amorosamente y abrazar fraternalmente a una persona abusada sexualmente; no debemos rechazar, juzgar o hacer sentir culpable a quien no es culpable sino víctima.
    b) Si Jesús no condenó ni rechazó a una mujer adúltera (vea Juan 8:11), ¡mucho menos la Iglesia debe rechazar a una persona abusada sexualmente!
  • c) Restauración.
  • d) Ayudarle a que comprenda que no es culpable del abuso y que no tiene nada que perdonarse ni pedir perdón a nadie. Que delante de Dios es inocente, por lo que se debe sentir amado (a) por Él. Vea 1 Juan 4:16.
  • e) Inducirle amorosamente a que perdone a la persona que abusó de él (ella). Vea Marcos 11:25. ¡Sólo así podrá encontrar paz en su corazón! Vea Efesios 4:31. Comente.

2. Reintegración:

  • a) Apoyarle en los procesos de ayuda pastoral y profesional (médica, psicológica y/o legal) por los que tenga que atravesar.
  • b) Acompañarle en el camino a la reintegración de sus actividades cotidianas: en sus estudios, en su trabajo, en su hogar, en la iglesia. ¿Se podría aplicar 2 Corintios 13:11 a este propósito? ¿Cómo?

Aplicación del Tema

 

  • A. Organicen Conferencias para los grupos de niños, adolescentes, jóvenes y adultos en coordinación con el DIF y los Servicios de Salud sobre Violencia en la Familia y Abuso Sexual.
  • B. Reciban y apoyen económicamente, con información y acompañando a una persona que ha sufrido abuso sexual hasta su reintegración.

Conclusión

Toda persona que es víctima de abuso sexual, sufre de algún tipo de marginación: personal, familiar, social y hasta eclesial. La encomienda de Jesús es la nuestra hoy: “El Espíritu del Señor es sobre mí, por cuanto me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón y para poner en libertad a los cautivos” (Lucas 4:18).

http://www.iglesia7d.org.mx/EscuelaSabatica.htm

 

» El delito no denunciado
Invita a alguna persona a que revise esta publicación, ingresando los siguientes datos:

Ingresa aquí tus comentarios

ID7D es una iniciativa de miembros y simpatizantes de la Iglesia de Dios (7º día)
ID7D - Derechos Reservados © 2006 - 2020