Ago 2 2006
Temas Bíblicos

El séptimo día


¿Por qué observar el séptimo día (sábado)?

Una pregunta frecuente es: “¿Por qué algunos observan el Sábado como un día de reposo en vez del domingo?” El lector más frecuente de la Biblia no encontrará ninguna referencia sobre el domingo como día de descanso. De hecho, este día del calendario romano es referido en la Biblia como el primer día de la semana.

Dios ordenó: “Acuérdate del sábado, para consagrarlo. Trabaja seis días, y haz en ellos todo lo que tengas que hacer, pero el día séptimo será un día de reposo para honrar al Señor tu Dios.” (Exodo 20:8-10ª). Este verso identifica el séptimo día de la semana como el Sábado.

El séptimo día de la semana es referido comúnmente en la Biblia como el Sábado. En Mateo 28:1, el Sábado esta identificado claramente como el día que cae antes del primer día de la semana: “Después del sábado, al amanecer del primer día de la semana…” En nuestro calendario, el Sábado es el séptimo día de la semana. Muchas personas asisten a los servicios o cultos de la iglesia en ese día porque creen que el Sábado bíblico es el séptimo día de la semana y debe ser observado todavía.

Hay muchas razones por las cuales el Sábado debe ser observado. La siguiente es una lista de algunas de esas razones:

1. Dios reposó de su obra creativa en el séptimo día y lo bendijo, queriendo decir que éste es un día que tiene un reconocimiento especial: “Al llegar el séptimo día, Dios descansó porque había terminado la obra que había emprendido. Dios bendijo el séptimo día, lo santificó, porque en ese día descanso de toda su obra creadora” (Genésis 2:2-3).

2. Dios dijo cuál era el propósito del séptimo día (Sábado): “… para honrar al Señor tu Dios.” (Génesis 20.10a).

3. El Sábado es un día para recordar la obra creadora de Dios: “Acuérdate de que en seis días hizo el Señor los cielos y la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos, y que descansó el séptimo día. Por eso el Señor Bendijo y consagró el día de reposo.” (Éxodo 20:11).

4. Dios esperaba que su pueblo observara el Sábado como día de reposo, aun antes de que los Diez Mandamientos fueran dados a Moisés en el monte Sinaí: “Esto es lo que el Señor ha ordenado –les contestó- Mañana sábado es día de reposo consagrado al Señor.” (Éxodo 16:23).

5. El Mandamiento de “santificar el Sábado” fue uno de los Diez Mandamientos que Dios escribió en tablas de piedra: “Y Moisés se quedó en el monte, con el Señor,… Allí, en las tablas, escribió los términos dl pacto, es decir, los Diez mandamientos.” (Éxodo 34:28).

6. Los profetas también exhortaron, de parte de Dios, al pueblo a honrar a Dios en el sábado, día de reposo: “Si dejas de profanar el Sábado, y no haces negocios en mi día santo; si llamas al sábado “delicia”, y al día santo del Señor, “honorable”;… entonces hallarás tu gozo en el Señor.” (Isaías 58:13-14).

7. Cristo Jesús, el hijo de Dios, declaró que el Sábado fue establecido para beneficio del ser humano: “El sábado se hizo para el hombre, y no el hombre para el sábado.” (Marcos 2:27). “Luego dijo (Jesús) a los otros: ¿Qué está permitido en sábado: hacer el bien o hacer el mal, salvar una vida o matar?” (Marcos 3:4).

8. Jesús cumplió esta ordenanza y festividad religiosa de adoración a Dios a lo largo de su vida: “Fue a Nazaret, donde se había criado, y un sábado entró en la sinagoga, como era su costumbre.” (Lucas 4:16).

9. La iglesia cristiana del primer silo se reunían en Sábado para escuchar el mensaje del Evangelio de Dios: “Al salir ellos de la sinagoga, los invitaron a que el siguiente sábado les hablaran mas de esas cosas. El siguiente sábado casi toda la ciudad se congregó para oír la palabra del Señor.” (Hechos 13:42,44). También era el día de oración a Dios. “El sábado salimos a las afueras de la ciudad, y fuimos por la orilla del río, donde esperábamos encontrar un lugar de oración. Nos sentamos y nos pusimos a conversar con las mujeres que se habían reunido”. (Hechos 16:13).

10. Ser fieles ala ordenanza de dedicar al Señor el Sábado como día de reposo es una expresión de amor hacia nuestro Señor y hacia nuestros hermanos cristianos. “Así, cuando amamos a Dios cumplimos sus mandamientos, sabemos que amamos a los hijos de Dios.” (1 Juan 5:2).

Estas son algunas de las razones por las cuales creemos que la observancia del Sábado como día de reposo tiene vigencia hoy día.

En resumen, el Sábado constituye uno de los signos más distintivos de la Iglesia de Dios (7º día). Es la base desde la cual expresamos nuestra vida comunitaria como iglesia. En este día celebramos culto a Dios fortalecemos nuestra fraternidad. Y siendo que el Sábado en encierra un contenido ético muy importante, queda en nuestra responsabilidad observarlo de tal modo que resulte una bendición para todos.


Todas las citas bíblicas fueron tomadas de la Nuestra Versión Internacional. Editorial Vida y Sociedad Bíblica Internacional.

 

Ingresa aquí tus comentarios

ID7D es una iniciativa de miembros y simpatizantes de la Iglesia de Dios (7º día)
ID7D - Derechos Reservados © 2006 - 2019