Sep 29 2011
Temas Bíblicos

Expresiones prácticas de nuestra fe

LP. Harold Segura

Lo que no se ve

  • Uno de los versículos bíblicos más conocido acerca de la fe es Hebreos 11:1: «Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve».
  • Este versículo ha calado en el «inconsciente evangélico» como si significara que «la fe es lo que no se ve». Baste leerlo de nuevo para comprobar que no es esto lo que quiere decir.
  • Por lo general se piensa que la fe es
  • Algo que pertenece a la vida privada y que no se tiene que expresar en la vida pública (p. ej.: de la fe no se debe hablar en las conversaciones con ente que no conocemos muy bien, ni se debe preguntar en las entrevistas de trabajo).
  • Algo abstracto que tiene que ver con el alma (que no se ve), ubicado en un espacio misterioso no observable.
  • Algo aislado de las realidades concretas, como la política y la vida social en general.
  • Ninguna de estas conceptualizaciones de la fe tienen respaldo bíblico. La fe cristiana se presenta en los relatos sagrados como algo que se puede observar, verificar y ver.
  • Sobre este particular meditaremos en esta ocasión, orientándonos por la pregunta ya planteada: En verdad ¿la fe es algo que se ve? Y, en el caso de nuestro mundo actual y sus tantos sufrimientos, ¿cómo deberíamos dar muestras visibles de esa fe?

Marcos 2:1-12
1 Después de algunos días, Jesús entró otra vez en Capernaúm. Cuando se supo que estaba en casa, 2 inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. 3 Entonces vinieron a él unos trayendo a un paralítico, que era cargado por cuatro. 4 Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, quitaron parte del techo de donde él estaba y, a través de la abertura, bajaron la camilla en que yacía el paralítico. 5 Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: –Hijo, tus pecados te son perdonados. 6 Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales pensaban para sí: 7 «¿Por qué habla este de ese modo? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios?». 8 Y conociendo luego Jesús en su espíritu que pensaban de esta manera dentro de sí mismos, les preguntó: –¿Por qué pensáis así? 9 ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: “Tus pecados te son perdonados”, o decirle: “Levántate, toma tu camilla y anda”? 10 Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados –dijo al paralítico–: 11 A ti te digo: Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa. 12 Entonces él se levantó y, tomando su camilla, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron y glorificaron a Dios, diciendo: –Nunca hemos visto tal cosa.

Contexto del pasaje

  • Con este relato se inicia una serie de cinco perícopas conocidas como «colección de controversias de Galilea». Jesús se enfrenta a sus adversarios. Cada una de ellas termina con una expresión significativa acerca de Jesús: 2,10.17.19.28; 3,4.
  • El evangelista se propone presentar a Jesús ante la comunidad cristiana: ¿cómo es? ¿qué hace? ¿cómo hace su ministerio?
  • El odio hacia Jesús crece (3:6) en la medida que se va confirmando quién es él y con qué poderes ha sido investido por Dios el Padre.
  • El milagro en sí: los amigos del paralítico descubren las vigas del techo y levantan el tejado de barro abriendo un boquete por el que descuelgan a su amigo y lo ponen delante de Jesús.
  • El milagro es sorprendente: hace lo que no esperaban los amigos del paralítico (se supone que hicieron el esfuerzo para verlo sano físicamente), ni lo que esperaban los fariseos allí presentes.
  • El perdón de los pecados deja demostrado que Jesús tiene una potestad inesperada (2:10). Esto es, quizá, lo más desconcertante del pasaje.
  • La relación entre salud espiritual y salud corporal queda planteada. ¿Era la primera causa de la segunda? En muchos casos, sí lo es. Jesús ha eliminado, entonces, la raíz de todos los males.
  • Ahora, concentrémonos en observar a los amigos del paralítico, su fe y lo que Jesús dice acerca de ellos.

1) La fe se expresa (se ve) por medio de gestos de solidaridad.

a) El texto: 2:1-5

i) El paralítico y sus amigos habían escuchado acerca de la visita de Jesús a Cafernaúm. Ellos son parte de la multitud, aunque, en su caso, llegan con un interés muy particular:
2:1-2. Hay una congestión muy grande porque son muchas las personas que han llegado para oír a Jesús.
ii) Son cuatro las personas que traen al paralítico; lo traen cargado y, ante las dificultades que encuentran, desarrollan un plan muy creativo: 2:3-4.
iii) Jesús, obviamente se da cuenta de lo que está pasando (era difícil no verlo) y se dirige al paralítico.
iv) Algo de suma importancia: Jesús ve la fe de los cinco, incluidos los cuatro ayudantes; no sólo la fe del enfermo.

b) Le solidaridad de los cuatro ayudantes: ¿qué ve Jesús?

i) Jesús ve solidaridad traducida en un gesto concreto de ayuda al hombre que por sí sólo no podía llegar hasta donde estaba Jesús.
ii) Jesús no hace un examen de orden doctrinal o teológico; este examen lo hace a los enemigos que lo contradicen (2:9).

c) Le fe en nuestros días

i) Es necesario encontrar el adecuado balance entre nuestra doctrina de la salvación pro obras (Ef 2:8) y la evidencia de esa salvación por medio de las obras (Ef 2:9).
ii) Las expresiones de la salvación son la solidaridad, que implica esfuerzo, sacrificio, dedicación y amor por los demás, en especial por quienes más nos necesitan.
iii) Una pregunta aún vigente: ¿Cómo se puede comprobar la fe de una persona? En la tradición anabautista se mencionaba el bautismo como una señal, pero se practicaba también la comunidad de bienes. Bueno sería volver a este balance entre señal sacramental y señal discipular.

d) Frase célebre: «La fe en acción es amor y el amor en acción es servicio», Teresa de Calcuta.

2) La fe se expresa (se ve) por medio de manifestaciones de esperanza

a) El texto: 2:1-5

i) Los milagros de Jesús gozaban de fama. La posibilidad de que él hiciera un milagro más en la vida del paralítico moviliza a muchas personas, entre ellas los ayudantes del paralítico.
ii) Es fácil pensar que ellos no venían por el perdón de los pecados. Quizá para esto no hubiera valido tanto esfuerzo; el arrepentimiento hubiera sido suficiente.
iii) Ellos, los ayudantes y el enfermo, esperan algo y confían que Jesús lo puede hacer. Hay una manifestación de confianza y de esperanza.

b) La esperanza del paralítico y de sus cuatro ayudantes

i) En ellos hay esperanza de que algo que no ha sucedido puede suceder y que la persona en la cual se puede confiar es en Jesús: nótese el balance entre esperanza y confianza.
ii) Algo muy llamativo de todo el texto es la reacción de los escribas. Para ellos todo se reduce a una discusión conceptual y teológica (2:7). ¿Qué interés puede tener esta conversación para el paralítico?
iii) Mientras los cinco hombres esperan que suceda algo, los escribas esperan que se les responda una pregunta.

c) La esperanza y la confianza en nuestros días

i) Quien tiene fe siempre puede esperar algo, incluso Sara siendo estéril, o Zacarías siendo un profeta anciano.
ii) Las respuestas de Dios llegan a quien espera algo y no sólo a los que definen correctamente lo que es tener fe en él. Se requiere, pues, el necesario balance entre espiritualidad y teología.

d) Frase célebre: «La fe consiste en creer lo que no vemos, y la recompensa es ver lo que creemos», Agustín de Hipona.

3) La fe se expresa (se ve) por medio de actitudes de inconformidad

“La fe es la decisión de vivir con la certeza de que lo que es, no lo es todo”. Roger Garaudy

a) El texto: 2:1-5

i) El paralítico no se conforma a seguir en su estado. Hay algo que lo mueve; es lo mismo que mueve a decenas más de personas en los evangelios quienes reciben un milagro: la inconformidad.
ii) Nótese la diferencia entre inconformidad e incomodidad. En 2:1-2 se describe la incomodidad del lugar.

b) La inconformidad del paralítico y sus amigos

i) En el texto hay varias expresiones de inconformidad: los escribas están inconformes con Jesús (rebeldía), Jesús está inconforme con la reacción de ellos (santidad), los amigos y el paralítico estaban inconformes con la enfermedad (fe).
ii) Es la inconformidad lo que les da la energía para procurar por todos los medios posibles buscar una solución a la enfermedad del paralítico.

c) La inconformidad en nuestros días

i) Hace ya varios años (1968) se escribió el libro “El cristiano como rebelde”, de Harvey Cox. Después vinieron varios libros más con la misma idea.
ii) Dicen estos autores que la fe nos da una nueva visión de lo posible, y esa visión produce nuevos anhelos de libertad y de liberación. Si las cosas pueden ser mejores, deben ser mejores también.
iii) Esta perspectiva de la fe ha movilizado a mujeres, indígenas, negros y pobres a buscar un nuevo lugar de dignidad. Sugiero ver la película Amazing Grace para conocer lo que pasó con un grupo de cristianos inconformes en el siglo XVIII quienes lideraron el movimiento abolicionista en Inglaterra.

d) Frase célebre: «La fe es la decisión de vivir con la certeza de que lo que es, no lo es todo» Roger Garaudy (filósofo y político francés)

Para finalizar:

  • La fe cristiana está depositada en un Dios al cual no vemos, lo cual no significa que la fe no se vea. Dice 1 Jn 4:12: «Ninguno vio jamás á Dios. Si nos amamos unos á otros, Dios está en nosotros, y su amor es perfecto en nosotros».
  • La fe se ve: (1) Por medio de gestos de solidaridad, (2) por medio de manifestaciones de esperanza, y (3) por medio de actitudes de inconformidad.
  • Así fue la fe de Jesús, quien dio ejemplo de solidaridad, esperanza e inconformidad.
  • Vale preguntarnos: ¿cómo esperamos que se vea nuestra fe, como personas y como iglesia? ¿qué pudiéramos hacer para que nuestra fe se demuestre con solidaridad, esperanza e inconformidad?
 

Ingresa aquí tus comentarios

ID7D es una iniciativa de miembros y simpatizantes de la Iglesia de Dios (7º día)
ID7D - Derechos Reservados © 2006 - 2020